Navigation

PCs con Windows 7 o Windows 8.1: terminan las ventas en noviembre

Sólo queda un mes para comprar un PC con Windows 7 o 8 en la tienda, a partir del mes de noviembre solo habrán ordenadores con Windows 10.

Sólo queda un mes para comprar un PC con Windows 7 o 8 en la tienda, a partir del mes de noviembre solo habrán ordenadores con Windows 10.


Este mes hace siete años que Windows 7 fue lanzado oficialmente y a partir del 31 los fabricantes ya no pordrán ofrecer ordenadores con este sistema operativo. Windows 8.1 también se ve afectado por esta fecha.

La fecha límite exacta es 31 de octubre de 2016. Este será el último día para adquirir un ordenador teórico con estos sistemas. Después, Windows 10 se convertirá en el sistema preinstalado.

El fin de una era: no más ventas de PCs con Windows 7 y 8.1


Al final del mes, Microsoft cierra el grifo y los fabricantes no podrán vender equipos con Windows 7 y 8.1. Esto no significa que en 24 horas todos los PCs con estos sistemas desaparecerán de las tiendas (físicas o virtuales). Siempre es posible encontrar referencias pero serán dispositivos que estaban en guardados antes de la fecha límite. Sin embargo, a partir del 1 de noviembre los fabricantes no podrán preinstalar estos sistemas en sus dispositivos.

Todo esto se aplica sólo a las ventas y no tiene nada que ver con el soporte de estos dos OS. Microsoft continuará proporcionando actualizaciones hasta enero de 2020 para Windows 7 y enero de 2023 para Windows 8.1.

La compañía explica que esta fecha determina el fin de comercialización de la licencia para sus socios OEM.

"El fin de ventas se refiere a la fecha en que una determinada versión de Windows ya no se suministra a minoristas o OEM. Ejemplos de fabricantes de equipos originales son Dell y Toshiba, que a menudo preinstalan los softwares de Windows"

Windows 10 será el sistema preinstalado el 1 de noviembre 2016


A partir del 1 de noviembre de 2016, Microsoft le pone fecha a la 'muerte' de Windows 7 y 8.1 y Windows 10 se convertirá en la única versión preinstalada en los nuevos equipos. Esta política del gigante estadounidense pretende imponer su sistema operativo.

Los analistas sugieren una estrategia para estimular la adopción de Windows 10. ¿Su cuota de mercado seguramente se beneficiará de este nuevo contexto y con ello,aumentará? Dado que todos los nuevos ordenadores ya no permiten otra opción, es difícil pensar en otra cosa.

Compartir

Karim Rejali

Apasionado por la informática y las nuevas tecnologías. Fundador de varios blogs. Te invito a seguirme en las redes sociales.

Deja un comentario:

0 comments: